fbpx

‘Respawn’ Post Coronavirus: ¿Dónde nos deja la pandemia?

Actualmente, la gran mayoría de países alrededor del mundo se encuentra enfrascada en una lucha contra la expansión del virus Covid-19 dentro de sus territorios, al tiempo que intentan evitar el colapso de sus economías producto de los efectos de la pandemia. En Perú se estima una pérdida de alrededor de 3.5 millones de empleos, con una proyección acumulada total de 4.2 millones de desempleados a finales de año. Además, se anticipa una reducción de 19% en nuestro PBI, una cifra no vista desde 1998.

Para contrarrestar los estragos producidos por la pandemia, el ejecutivo peruano ha planteado una estrategia en tres fases que permitirá reactivar la economía progresivamente, tomando las medidas de seguridad apropiadas para prevenir mayores complicaciones relacionadas al Covid-19. En ese sentido, nos encontramos ante la segunda fase del plan de reactivación económica. ¿Qué podemos anticipar?

Los más afectados
Las industrias más afectadas son la de comercio, con una reducción de 20% en su empleo; hotelería y restaurantes, con una reducción de hasta el 60% en su empleo; y manufactura, que presentó una contracción de su producción de alrededor de 32%. Como rubros más afectados en términos de pérdidas y despidos, será necesario que tomen medidas de restructuración que replanteen sus procesos, dentro de la organización y en la logística de su rubro.

Para recuperarse de los graves reveses producidos por esta pandemia, es importante que la organización tenga presente que ya cuenta con los recursos necesarios para vadear la crisis: empleando la data acumulada a lo largo de su trayectoria y herramientas de análisis de datos e inteligencia de negocios, una organización puede obtener una visión clara de las medidas que necesita tomar y el status de todas sus áreas, lo que le permitirá a sus líderes tomar decisiones acertadas.

Los que resistieron
Segmentos como el de agricultura y pesca, por ser esenciales, no se vieron dramáticamente afectados por las pérdidas, si bien es apropiado mencionar que sus canales de distribución fueron afectados por la pandemia, las pérdidas no fueron significativas. Ambos sufrieron contracciones leves, pero se espera un crecimiento de 3% en la producción agrícola y el sector pesquero anticipa llegar al total de la cuota anual establecida.

En el mismo sentido, la minería espera recuperar sus actividades al 100% este mes, mientras que el sector de hidrocarburos ha presentado un significativo crecimiento en su producción, producto del restablecimiento de la demanda tras la ejecución de las fases I y II del plan de reactivación.

Es aconsejable para los sectores que observaron crecimiento, o resistieron la crisis sin pérdidas significativas, llevar a cabo análisis situacionales que les permitan identificar sus fortalezas y puntos débiles mediante el uso de información relevante y herramientas de análisis en torno a esta. De esta manera, la organización estará al tanto de los procesos que necesitará optimizar para continuar fortaleciéndose.

Expansión y progreso de la curva de contagios

Fuente: Johns Hopkins, vía x-y.es
Observamos que al inicio del periodo de cuarentena el contagio sostuvo un aumento constante, y empieza a presentar altibajos a partir de la primera semana de abril. A finales de mayo, alcanzamos el pico de contagios por día y desde ese punto, el avance del contagio ha sido ralentizado. Con los cambios de las restricciones, esperamos ver el desarrollo de la curva.

Conociendo a los nuevos protagonistas
Tras cuatro meses de abruptas transformaciones socioeconómicas, nos encontramos ante una realidad distinta, en la que varios sectores han reacomodado sus procesos para ajustarse a los nuevos protocolos. Estos cambios pueden acarrear muchos costos, no sólo monetarios sino también de personal y recursos, cuya relevancia en la organización se podría ver alterada.

Rubros como el del análisis de datos e inteligencia de negocios han cobrado una nueva relevancia ante la incertidumbre ocasionada por la drástica transformación en torno a la pandemia. Mediante el uso de herramientas que permiten recopilar, integrar, curar y presentar los datos de forma amigable para una organización.

Los líderes de organizaciones en todos los rubros que desean optimizar su alcance y fortalecer los puntos más precarios de su organización reconocen la importancia de contar con información factible que les permitirá identificar diferentes indicadores relevantes para tomar decisiones sobre sus organizaciones.
Fuente: Instituto Peruano de Economía (IPE)

 
 

Potencia tus habilidades
con nuestros cursos

Potencia tu presencia profesional gestionando proyectos reales, enseñamos desde la práctica.

Comunícate con nosotros